Birdman (2014)

Verosimilitud, ficción, realidad. Alrededor de esas tres nociones elementales y gigantescas puede girar, perfectamente, cualquier clase o curso introductorio a la literatura, o en un sentido más amplio, al arte. En Birdman estos elementos son puestos en el centro de la escena; el director propone un juego que una y otra vez desacomoda y desafía al espectador en su intento por descifrar el hilo narrativo. Una película en la que los actores actúan de actores que actúan no es algo inédito, pero sí eficaz.

Una de las cualidades que vuelve más ingenioso el juego desplegado a lo largo de la película es su condición de evidente; no hace falta ser un gran observador para darse cuenta del ritmo vertiginoso y confuso con que los hechos se suceden.

Y uso las palabras “vertiginoso” y “confuso” porque son sensaciones perfectamente experimentables ante este film. Uno de los recursos del director descansa en el modo de filmar las escenas: una cámara, una sola, que sigue a los protagonistas, que se queda un rato con éste y luego lo abandona, para centrarse en aquél. Es una cámara que no se detiene nunca, que filma en “tiempo real”, de manera acelerada, vertiginosa, yendo y viniendo a través de los pasillos oscuros y angostos del teatro, mareándonos. Y esto es producto de la edición, perfectamente coordinada, que hace de la película una escena de 119 minutos.

birdman 1

Pero es una cámara que, cuando la obra lo necesita (y esto sucede muchas veces a lo largo del film), también es capaz de resolver y provocar, con un movimiento o un cambio de luces, desconcierto. Un giro de 360 grados y nos trasladamos de una discusión real entre Riggan y Mike al ensayo de la obra, o de un ensayo al preestreno.

Pero ¿de qué tipo de movimientos se trata? ¿De dónde viene esa confusión que sentimos ante los giros de la cámara? Ahí reside el juego al que González Iñárritu nos expone: un vértigo que se origina en el salto de un nivel de ficción a otro, cada vez más profundo, alejado y onírico. Artificio por el cual, de este modo, la sensación de “realidad” de la primera historia aumenta (haciéndonos olvidar de su naturaleza ficticia), en contraposición a la segunda historia, la “actuada”.

En segundo lugar, el diálogo entre ficción y realidad puede leerse desde una perspectiva del interior de cada personaje. Sus pensamientos y expectativas, en última instancia su personalidad, están compuestos de elementos “reales” y otros no tanto. ¿Cuándo habla Riggan, y cuándo lo hace Birdman, esa voz o alter ego que lo tienta a abandonar la obra? Mike es el otro personaje que no logra un equilibrio entre la actuación, que es su trabajo, y su día a día. Y junto a él el espectador, una vez más, queda atrapado en los dos planos en los que se mueve la historia: lo real y lo ficticio.

En un tercer modo de encarar la dinámica del film nos colocamos desde el concepto de verosimilitud, otro que desafía al espectador. Y esto lo vemos, a diferencia de los otros “juegos”, sólo en las acciones de un personaje: el protagonista.

_AF_6405.CR2

El superhéroe Birdman, en un verosímil, sólo existe en la mente de Riggan; manifestándose como una voz o delirio que lo interroga. En un segundo verosímil, Birdman existe realmente. (A partir de acá hay spoilers del argumento). Las dos realidades, cada una con sus propias reglas, se superponen; durante toda la historia logramos conciliarlas, porque la explicación a los hechos fantásticos está implícita en cada escena (a través de la gente que rodea a Riggan, cuando ante la manifestación de sus poderes, lo ignora): es la imaginación del protagonista.

Pero algo cambia justo en los últimos segundos, como en un cuento de Cortázar; como si hubiera un gran bache o una tremenda explosión que te descoloca, y hasta te molesta, porque literalmente demuele todas las reglas de verosímil que venías aceptando hasta el momento –el efecto del cuento descrito por Poe. El segundo verosímil (el del Birdman real) reaparece y destruye al primero, volteando con él al espectador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s