N. C. y la mirada inversa

Toda verdad es simple. ¿No es esta una doble mentira?

Friedrich Nietzsche, El ocaso de los ídolos.

tumblr_mzk8qaltls1sek0kho1_1280

Nelson Castro tiene un programa de radio que se llama La mirada despierta. De seis a nueve de la mañana, habla y opina sobre noticias de actualidad con la astucia de una persona convencida de su valía, que a su vez se regodea de este supuesto atributo. La voz bobeante denota este goce mientras lee el diario y acota “desarticulando” la realidad. En fin, el otro día habló sobre el secuestro de Ludmila: de los peligros de la red, de los adultos y los niños, de la morbosidad que causan estos casos de seducción inmoral en internet, de que el jardinero peruano convenció a la niña de quince años (de la misma edad que su propia hija) para que se escapara con él. El espanto que Nelson sentía hace pensar en lo opuesto, ¿en dónde una mirada inversa puede embellecer lo tabú, volverlo legal sin desarmar el vínculo y hacernos dudar sobre qué se pone en juego (en este caso “lo que puede o no puede hacer una niña y un adulto” o “bajo qué preceptos morales nos permitimos juzgar o amar socialmente”)? La respuesta es múltiple, pero la ficción y sus manifestaciones (como el cine, la literatura, el discurso publicitario y, lo que interesa en este caso: la música popular) permiten un juego que ayuda a pensar por fuera.

Let Love In es el disco de Nick Cave & The Bad Seeds dedicado enteramente a desentrañar eso que los occidentales transitamos como amor romántico: el resultado es una lista de canciones oscuras, con altibajos emocionales donde se trata de imprimir en más de media hora la experiencia de amar, perder, volver a amar, ser amado, etc. La siguiente publicación fue Murder Ballads, donde, como su título lo evidencia, hay baladas y también letras sobre asesinatos. Sin embargo, se puede leer como la contracara de Let Love In: no es un disco sobre asesinatos, sino sobre amor pero en el límite, en la locura, en lo otro, sobre el amor maldito.

tumblr_n9dla6Ba0r1qasdvqo1_1280

En el documental sobre la vida de Cave, 20000 Days On Earth, habla sobre su infancia y su inclinación a lo prohibido. Cuenta que su padre, profesor de literatura, le leyó el primer capítulo de Lolita a sus apenas doce años, ese que dice: “Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta.” Nelson Castro también estaría horrorizado, pero no Cave. Él lo entiende como su iniciación al sexo, la adultez y al arte, lo cual sin duda marca su camino como crooner inverso: sus canciones influidas por el blues más oscuro y el post-punk hablan sobre un lugar donde las cosas nunca salen tan brillantes y coherentes como el relato lo requiere. Y sin embargo, es bello.

En Murder Ballads el amor aparece en acciones de muerte. Los personajes de cada una de las historias desbordan tanto de afecto que matan, porque la única forma que encuentran de saciar su fantasía nutrida de amor eterno es acabando para siempre con sus seres queridos. Así, parafraseado a Foucault, la imposibilidad de aceptar esta forma de actuar nos muestra el límite de nuestro pensamiento. O más: nos revela una espina en la manera que tenemos de entender las relaciones, y, su invisible subordinación a las relaciones de propiedad, de poder hegemónicas. El acento que pone Cave busca despejar la moralina que rodea el discurso amoroso, ahonda en las emociones humanas sin discriminar las pasiones. Entonces, en su universo asesinar cerca de un río a una mujer es quizá lo más bello o al menos el acto emocional más libre que puede encontrar el hombre.

¿De que hablamos cuando hablamos de amor? ¿En que contexto surge la concepción que tenemos acerca de las relaciones? No se, pero el disco es un estímulo emocional que tal vez permita empezar a deconstruir las cárceles amoroso-morales que tanto deben agobiar a Nelson Castro y a sus familiares. Dicen que los opuestos se atraen, a mi me parece que al menos tienen las mismas iniciales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s